Estrategias de inversión: cómo aumentar tu capital en 8 pasos

¿Quieres rentabilizar tus inversiones y no sabes por dónde empezar? Entonces no te pierdas este artículo. Con esta guía sobre estrategias de inversión podrás descubrir lo sencillo que resulta planificar y ejecutar una estrategia óptima que permita multiplicar tu dinero. 

Estrategias de inversión by Robocash
¿Qué es una estrategia de inversión y por qué necesito una?

Una estrategia de inversión consiste en un plan de actuación sobre los diferentes mercados financieros con el propósito de obtener una determinada rentabilidad. El beneficio obtenido dependerá del nivel de riesgo que queramos asumir. 


Durante este proceso, habrá que tener en cuenta aspectos como la propia naturaleza de las inversiones, así como el riesgo que implica cada una de ellas. Y es que, hablamos de las acciones que tomaremos, tanto si somos inversores particulares como entidades inversoras, a fin de conseguir el mayor rendimiento posible sobre las operaciones que hagamos.

Para las estrategias de inversión en acciones, las decisiones tomadas de forma anárquica quedan totalmente eliminadas. Esto no permitirá desarrollar estrategias efectivas que nos faciliten emplear las mejores técnicas en función de los mercados bursátiles donde operemos.

Y, teniendo en cuenta que nos encontramos ante un mercado inversionista tan amplio y variado, planificar financieramente nuestras acciones es tan recomendable como eficaz. Optimizaremos el rendimiento de la inversión, pudiendo analizar las diferentes opciones que tenemos para tomar siempre la mejor decisión. 

¿Quieres saber más sobre Fundamentos de la cartera perfecta en 3 minutos? Ve el vídeo y descúbrelo:

No contar con una estrategia definida, sin prever las posibles alteraciones que puede sufrir el activo en el que invertimos o su entorno, no hará otra cosa que dejar nuestra inversión en manos del azar. Invertir en el sector inmobiliario sin analizar su estado ni tendencia, sería un claro ejemplo.

Clasificación básica de las estrategias

Podremos clasificar las estrategias para invertir en función del grado de involucración que vayamos a adoptar sobre las futuras inversiones que hagamos. Tanto si eres el gestor de tus activos como si confías en un bróker, debes saber que esta sería la clasificación general sobre las diferentes clases de estrategias que existen:

  • Activa. En este grupo localizamos las gestiones a medio plazo, aquellas que mantienen la inversión durante no más de 5 años y que persiguen el objetivo de superar el rendimiento de su índice de referencia. Las decisiones de inversión centrarán su estrategia en base al estudio y análisis de aquellas compañías candidatas a formar parte de nuestra cartera de inversión. En este sentido, el gestor aplicará un análisis continuo sobre la valoración de los activos y sus expectativas en cuanto a revalorización en el futuro.
  • Indexada o pasiva. Su principal característica reside en la replicación del índice de referencia a largo plazo, reajustándola si una empresa abandona dicho índice para sustituirla por otra que recién acabe de ingresar. El trabajo de gestión es menor, ya que no se precisa de una estrategia activa, por lo que las comisiones de gestión también serán menores respecto a los fondos de gestión activa.
  • Mixta. En este sentido, se combinan ambas estrategias, permitiéndonos escoger la más adecuada en función de cómo se comporte el mercado. Esta es una de las opciones más empleadas, ya que facilita mayor libertad de acción, tanto para obtener una mayor rentabilidad a corto plazo como para asegurar la inversión.

Las clasificaciones de las estrategias de inversión se crean por diversos motivos by Robocash

Ahora, en función de las prioridades y objetivos definidos sobre la estrategia que vayas a aplicar, podremos definir cuál es la idónea. Ten en cuenta que las estrategias para invertir son la piedra angular por la que irán enfocadas tus futuras acciones. Y, en el caso de delegar la tarea de la gestión de tus inversiones, éstas serán las principales opciones.

Ejemplos de estrategias de inversión eficaces

Después de conocer qué tipos de estrategias existen y puedes adoptar según tus necesidades, pasaremos a mostrarte algunos ejemplos sobre las diferentes formas sobre las que puedes operar. Tal y como te mostramos en la siguiente tabla, verás que puedes invertir tu capital bajo diferentes escenarios:

Estrategias seguras Inversiones orientadas al valor del mercado actual. Engloban todas las estrategias de menor riesgo y baja volatilidad. Siguen la actualidad y operan en función de los índices bursátiles, aprovechando las oportunidades que se van produciendo. La inversión en renta fija también podríamos incluirla en este grupo de bajo riesgo.
Estrategias en función del crecimiento previsto Inversiones enfocadas en aprovechar el rendimiento potencial de un activo. Hablamos de aquellas conllevan un mayor riesgo al operar. Sobre valores de los cuáles se espera obtener un beneficio en función de un posible crecimiento en el futuro. Aquí cabrían las estrategias de inversión en bolsa.
Estrategias de inversión en función del valor Inversiones orientadas en prever cuál será la tendencia de un activo en el futuro. Poseen un alto riesgo e incertidumbre, aunque mayores beneficios ya que se aprovechan de la volatilidad del mercado. Estas estrategias se enfocan en valores considerados como bajos y que terminarán aumentando tarde o temprano.

 

Las estrategias más seguras suelen ofrecer un rendimiento menor que aquellas consideradas como más agresivas, como es el ejemplo de una inversión de renta fija, donde nuestro capital invertido podrá proporcionarnos pequeños rendimientos estables y seguros de compañías sólidas y asentadas en su sector. Hablamos de activos como bonos o Letras del Tesoro.

Si lo que buscamos son estrategias de inversión de mayor rendimiento, encontraremos la inversión en P2P-lending, una alternativa que detallaremos más adelante. A pesar del alto riesgo, es capaz de ofrecer un muy buen rendimiento si aplicamos una buena estrategia sobre nuestro capital a invertir.

Cómo probar las estrategias by Robocash

Recuerda que las acciones de mayor riesgo permiten aumentar el margen de beneficio en la inversión, aunque exponen el capital invertido ante cualquier alteración de los mercados. Esto podría generar un desplome del valor de los activos y una pérdida considerable. De ahí la importancia por determinar previamente el capital y nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir.

Estrategias para inversiones alternativas: préstamos P2P

Como puedes ver, existen infinidad de estrategias de inversión que puedes aplicar a tus futuras inversiones. Si anteriormente te mostrábamos cuáles eran las principales y en qué grupos de riesgo y oportunidad se podrían clasificar, ahora pasaremos a mostrarte algunas de las diferentes alternativas que puedes adoptar.

En este grupo podremos incluir las estrategias enfocadas en otros mercados y con diferentes principios, ya que en este punto deberías saber que las opciones se dividen principalmente en dos grandes grupos:

  • Hedge Funds. Son negociados en los mercados públicos, aunque el riesgo de inversión aumenta al emplear herramientas de inversión alternativas como el apalancamiento.
  • Estrategias sobre capital privado. Inversiones orientadas en capital de riesgo, infraestructura, inmuebles o incluso los mercados de crédito privado, como el P2P-lending. Centrándonos más en las estrategias alternativas sobre capital privado, P2P-lending es un claro ejemplo de éxito y una opción muy interesante para inversores que desean obtener un rendimiento estable y prolongado. 

La plataforma Robocash te permitirá obtener una rentabilidad del 14,3%* anual, y una garantía de hasta 30 días sobre el capital que inviertas. Te contamos más ventajas en el blog de la compañía, donde encontrarás 3 estrategias para maximizar los beneficios. ¡No te lo pierdas!

¿Quieres saber más sobre qué es la inversión P2P? Veael vídeo y descúbrelo:

Quiero conocer la plataforma de inversión Robocash

Registrarme

¿Cómo puedo elaborar una estrategia de inversión para mí mismo?

El diseño de tu futura estrategia de inversión es un proceso que requiere su tiempo, ya que tomárselo a la ligera no hará otra cosa que pasar por alto detalles y condicionantes que en un futuro podrían comprometer seriamente la esperada rentabilidad sobre los activos en los que has invertido. Por este motivo, necesitas aplicar una serie de pasos fundamentales, como aprovechar las recomendaciones que ofrecen nuestros expertos de Robocash.

¿Tienes alguna pregunta?
Escríbelas en los comentarios, ¡las responderemos rápidamente!


1. Estudio y determinación de tu situación actual  

Si quieres saber hacia dónde ir, primero tendrás que conocer dónde estás. Y, ¿Cómo podemos saber en qué estado nos encontramos? Comprendiendo nuestra situación financiera mediante una introspección.

Aspectos como la edad o tus metas son clave para obtener una impresión de la situación actual. Tus ingresos, ahorros y deudas son datos esenciales para poder comprender al detalle en qué punto te encuentras y cómo poder gestionar tu dinero de ahora en adelante.

2. Definición de los objetivos que deseas alcanzar  

Conociendo el punto de partida en el que te encuentras y tus capacidades financieras, es el momento de plantearte una meta. Hablamos del destino y sentido que aplicamos a la hora de gestionar nuestros ahorros de la forma más efectiva.

¿Qué situación y capacidad económica esperas tener en el futuro? Tus respuestas determinarán las próximas acciones que lleves a cabo. Hay tantos objetivos como formas para invertir, como las estrategias de inversión en bolsa. 

3. Comprendiendo tu perfil de riesgo

Ahora que ya tenemos clara la necesidad de conocer nuestra situación y establecer objetivos de cara al futuro, llega el momento de valorar el ritmo y capacidad de las acciones y estrategias que vamos a implementar. Ten en cuenta que tus inversiones no podrán ser excesivamente grandes si tu economía no es capaz de soportarlo.

Lo mismo sucede si aplicamos un ritmo demasiado lento, ya que el beneficio obtenido podría no corresponderse con el esperado. Ahora bien, ¿Cómo poder calcular cuál es el ritmo adecuado? Aplicando la lógica, siempre en función de tu situación y objetivos, adoptando alguno de los principales tipos de perfiles que existen:

  • Perfil conservador. Ideal para inversores que no quieren exponer su capital a la volatilidad de los mercados, asegurándolo en activos y productos más estables.
  • Perfil moderado. El término medio en las estrategias de los inversores. El riesgo aumenta ligeramente para dar entrada a mayores beneficios.
  • Perfil agresivo. Un tipo de perfil para expertos inversores, para personas y empresas que cuentan con la capacidad financiera necesaria como para asumir el riesgo de sus operaciones. En estos casos, la rentabilidad es mayor.
La rentabilidad obtenida mediante tu estrategia de inversión estará supeditada al riesgo que seas capaz de asumir. De ahí la importancia que adquiere el factor riesgo en todas las operaciones de inversión.

4. Busca del producto financiero adecuado

Llegados a este punto, debes saber que la mayor parte del trabajo teórico estará hecha, ya que tan solo faltará materializarlo mediante la selección del tipo de producto de inversión que más se ajuste, tanto a la capacidad financiera como a los objetivos que persigues y el riesgo que estás dispuesto a asumir.

Actualmente, existe una gran variedad de mercados, productos y activos sobre los que poner tu atención. Analizarlos y compararlos para encontrar aquellos que más se adapten a tu perfil y estrategias de inversión en acciones, u otro activo, será fundamental para invertir en un producto que te proporcione una rentabilidad acorde a tus expectativas.

5. Configuración y gestión de la inversión  

Toda inversión requiere de unos ajustes y supervisión, ya que el mercado financiero varía constantemente. Preparar una cartera de inversión y dejarla en piloto automático no es una opción recomendable. Para poder obtener un buen rendimiento de tu estrategia deberás mantener y gestionar tus inversiones de forma activa.

Conviene que comprendas bien este punto, aunque la gestión después sea delegada en equipos de profesionales. Estas variaciones y control sobre tus activos generan costes y comisiones, por lo que tendrás que analizar cuál es el producto en el que más te conviene invertir.  

6. Determinar invertir a corto, medio o largo plazo

Después de comprender todos los puntos anteriores, ahora es el momento de materializar la inversión definiendo bien el objetivo que esperas lograr en función del tiempo. Esto se traduce en plantear y estructurar tu inversión a corto, medio o largo plazo.

La elección depende de tus prioridades y el tipo de estrategia que vayas a adoptar. No obstante, recuerda que una mayor rentabilidad puede implicar un acortamiento del plazo de la inversión, así como un incremento en el riesgo a asumir. Si tu perfil es conservador, las inversiones a medio y largo plazo permiten garantizar ligeramente la rentabilidad esperada.

¿Quieres saber más sobre cómo empezar a invertir con poco dinero? Ve el vídeo y descúbrelo:

7. Diversificar las inversiones

Una de las claves esenciales del buen inversor radica en la diversificación de sus activos. Optar por varias alternativas de inversión, adoptando estrategias diferentes permitirá que el riesgo de sufrir los efectos de la volatilidad de los mercados se reduzca considerablemente.

Para un inversor experimentado, diversificar sus opciones es considerado como una estrategia propia de inversión. Solo tenemos que comprobar los resultados y rendimiento para darnos cuenta de su efectividad, tanto si disponemos de un pequeño capital para invertir como si se trata de uno mayor.

8. Reinvertir con el interés compuesto

El interés compuesto es una herramienta muy interesante para el inversor, una clave que permite aumentar los beneficios sobre la rentabilidad que generan nuestras inversiones. Hablamos de generar intereses con el capital que invertimos inicialmente y volver a obtener rentabilidad a partir de ellos.

Toda inversión genera un beneficio, lo que haremos es aprovecharlo para reinvertirlo y obtener un nuevo rendimiento de sus intereses. Aquí la clave es el tiempo, ya que una inversión a largo plazo permitirá acumular y reinvertir una mayor cantidad de dinero.

Quiero conocer la plataforma de inversión Robocash

Registrarme

 

FAQ

¿Cuál es la mejor estrategia para invertir en bolsa?

La mejor estrategia para invertir en bolsa es aquella que permita brindarte un rendimiento acorde a tus objetivos. En función de tu perfil de riesgo adoptado y capacidad financiera, podrás aplicar una estrategia que optimice los activos con el máximo beneficio.


¿Cuántos tipos de estrategias de inversión existen?

En el mercado financiero podremos encontrar tantas estrategias para invertir como objetivos persigamos. No obstante, podremos clasificarlas dentro de tres categorías principales: estrategias activas, pasivas o mixtas. Su eficiencia en la inversión dependerá del riesgo y metas que definamos previamente.




Lee también:
Invertir en materias primas
Mejores roboadvisor
Aprender a invertir en bolsa

*La tasa de retorno máxima que se puede lograr técnicamente mediante la compra de préstamos con la máx. tasa de interés ofrecida y con el estatus Platino en el Programa de Lealtad ROBOCASH.
**La información en este artículo/video está destinada únicamente a fines educativos y de entretenimiento y no puede considerarse un consejo de inversión.



2023-01-13